Día del Amor y la Amistad

Hace unos meses que trabajo en Best Day Travel, una agencia de viajes que me ha dado la oportunidad de conocer más sobre algunos de los principales destinos para vacacionar en México. Es mi octavo día en este viaje de trabajo y vaya ¡realmente lo estoy disfrutando!

Cena RománticaToda esta experiencia sería perfecta si él estuviera aquí, mi esposo adorado, y lo digo porque precisamente se acerca el 14 de febrero, y lo extraño más que nunca. Visitando todos estos destinos románticos para compartir con mi media naranja, imagine todo lo que podríamos disfrutar juntos, especialmente en estas fechas.

Comenzamos el viaje recorriendo los hoteles de concepto romántico en Cancún. Una noche mientras terminábamos negociaciones, me detuve a observar como en uno de aquellos hoteles se encontraba una pareja de enamorados disfrutando una deliciosa cena romántica a la orilla del mar, rodeados de velas, deliciosos manjares,  y una suave música de fondo, cortesía de un excelente violinista.

Para evitar tomar el siguiente vuelo y regresar a lado del amor que tanto extrañaba, decidí regresar a la habitación y prepararme para el siguiente día, que según la agenda prometía ser muy excitante, lleno de tours en la Riviera Maya y más lugares maravillosos que conocer.

El primer tour en la agenda fue algo que me sorprendió mucho, pues hoy  por hoy Cancún cuenta con su propio ¡tour en Xoximilco! Al recorrer los bellísimos canales a bordo de la trajinera típica, recordé todos esos buenos momentos que viví junto a mis amigos y con él, que ahora es el dueño de mis pensamientos, festejando precisamente el día del amor y la amistad en las trajineras de la Ciudad de México.

Vaya suerte la mía, el siguiente destino a visitar era uno que nunca había tenido la oportunidad de conocer, y lo mejor era que nos hospedaríamos en uno de los mejores hoteles de la Zona Romántica en Puerto Vallarta.

Dimos un paseo por este pequeño poblado con sus techos de teja roja, sus calles empedradas y elegantes restaurantes que te invitaban a disfrutarlo con el ser amado. Al final del día, después de contemplar el bello atardecer, una colega y yo -que más que eso era una buena amiga ya- decidimos pasar una velada encantadora y olvidarnos un poco del trabajo.

 

Ritmos de la Noche

Conocimos un espectáculo muy particular llamado Ritmos de la Noche, en donde juntas añoramos cada segundo que nuestros seres amados estuvieran disfrutando con nosotras esa extraordinaria representación de danza al ritmo de tambores y en donde una pirámide iluminada se erguía como escenario.

Al finalizar el show mi amiga y yo nos quedamos con la boca abierta al ver que un caballero se levantaba decidido de su mesa, se colocó en medio del escenario y a todo pulmón le grito a su novia ¿te quieres casar con migo? Por supuesto era el ambiente y el tiempo  ideal para una propuesta de matrimonio. Todos nos levantamos a aplaudirles y felicitarles.

 

Clases de SurfSiguiente parada ¡visitar los hoteles de Los Cabos! Un destino de aguas color azul profundo y hermosas playas. Definitivamente, un destino al que también tendría que regresar con mi esposo en algún verano. De toda la gama de tours en Los Cabos que tenía a mi disposición,  me decidí  por algo arriesgado y excitante, unas divertidas clases de Surf. Mi marido y yo  siempre habíamos soñado con vivir la vida loca en una playita recóndita en algún lugar de México, volvernos hippies y por supuesto, aprender a surfear, como dice el cliché.

Definitivamente, estos viajes me hicieron darme cuenta de que mi México hermoso está lleno de lugares mágicos para compartir con el ser amado y en los que me hubiera gustado que él estuviera conmigo.

 

Y entonces uno de mis deseos fue #ojalaestuvierasaqui, como cuando él una vez también me dijo, ¡ojalá estuvieras aquí en Guanajuato!.