Oaxaca, México

Atracciones en  Oaxaca México
 

 

La Verde Antequera, como se le conoce con nostalgia aristocrática, custodia vehementemente un sinfín de legados antiguos y modernos que resultan irresistibles para todos sus visitantes. El acervo histórico salta a la vista lo mismo en cada esquina de la ciudad que en sus alrededores. Aunado a esto, los valles que rodean Oaxaca ofrecen una gama insólita de experiencias ecológicas y aventuras emocionantes que cualquier adicto a la adrenalina no debe perderse.

Un día en la ciudad no es suficiente para visitar las iglesias y conventos, sus museos y galerías, los mercados y talleres artesanales. También es necesario considerar más de dos días cuando menos para conocer los sitios arqueológicos más representativos, sin duda entre las principales atracciones de Oaxaca. Pero un viaje a Oaxaca no estaría completo sin visitar algunos de los cientos de pueblos y comunidades indígenas que la circundan en las sierras, en los valles o en la cañada y admirar sus creaciones artesanales, sus comidas y bebidas, y sus soberbios paisajes.

Hay por lo menos cuatro fechas que Usted debe considerar para planear su viaje a Oaxaca. La ritual Semana Santa, en julio la animada Guelaguetza, una de las principales atracciones de Oaxaca, en noviembre el místico Día de Muertos y en diciembre las tradiciones relacionadas a la Navidad. Si su viaje no coincide con ellas no se preocupe, siempre hay algún pueblo cercano que celebra la fiesta de su Santo Patrón.

Es importante considerar que una de las actividades que le dejarán no solo satisfecho, sino maravillado es comer. Así es que no se pierda la sección de restaurantes en este destino.

Monte Albán

Monte Albán

Monte Albán fue fundada por los Zapotecas alrededor del año 250 d.C., sobre una montaña que prácticamente fue rasurada para construir una gran plaza y varios edificios en forma piramidal. Recientes descubrimientos arqueológicos revelan que esta ciudad, aparte de ser un centro religioso y político, funcionó como una especie de escuela de medicina. En su última fase la ciudad fue ocupada por los Mixtecos hasta la conquista. Su nombre original se desconoce y el nombre moderno fue dado por los Españoles, debido al parecido que guarda el emplazamiento con la fortaleza de Montalbán, cerca de Toledo, España. Tanto el sitio arqueológico como el paisaje que se domina desde él son de una belleza extrema y forman parte de los lugares turísticos de Oaxaca.

La Guelaguetza

La Guelaguetza

El significado de la palabra es intercambio o cooperación en la lengua Zapoteca y efectivamente, la fiesta más importante del año en Oaxaca es un admirable intercambio de cultura y muestra de buena voluntad entre las 16 etnias que habitan en las 8 regiones del estado. La fiesta como la conocemos ahora se viene realizando desde 1932, pero la celebración tiene origen en un legendario pacto de paz entre el pueblo Zapoteca y el Mixteca. Durante más de 6 horas, grupos de danza folclórica hacen gala de sus mejores bailes y de sus coloridos trajes regionales, mientras ofrendan sus productos a la concurrencia. Ser testigo de esta celebración es una de las experiencias más enriquecedoras que Usted podrá tener en cualquier viaje.

Día de Muertos

Día de Muertos

Esta celebración de origen prehispánico se fusiona con tradiciones Católicas para manifestarse en nuestros días con singular colorido y alegría en los cementerios de la ciudad, las dos primeras noches de noviembre. Flores de cempasúchil, pan de muerto, mezcal y canciones son tributos del pueblo Oaxaqueño a sus antepasados y lo ofrendan sobre las lápidas, atrayendo a las ánimas con aromas y miles de velas. Un evento sobrecogedor entre las atracciones de Oaxaca.

Noche de Rábanos

atracciones de Oaxaca

La Noche de Rábanos es una festividad tradicional Oaxaqueña que se celebra cada 23 de diciembre, en la que predomina el color y la creatividad de hortelanos y floricultores que exhiben su talento artístico al plasmarlo en rábanos y en el totomoxtle (cáscara que cubre el elote). El evento se lleva a cabo en el área del zócalo de la ciudad de Oaxaca y en ella se reúnen una gran cantidad de habitantes para admirar la impresionante y esmerada exhibición de una gran variedad de figuras y adornos tradicionales.

Las creaciones que los hortelanos y floricultores elaboran son inspiradas en temas alusivos a la temporada navideña como el Nacimiento y la llegada de los Reyes Magos; el Día de Muertos, trajes típicos del Estado, calendas y bailes. La Noche de Rábanos culmina con la premiación de los participantes en un ambiente lleno de aplausos, música, juegos pirotécnicos y un sinfín de rostros felices.

Centro Cultural Santo Domingo

Centro Cultural Santo Domingo

Recientemente restaurado, este convento del siglo XVI ha recuperado el esplendor del estilo barroco moderado, característico de la Orden Dominica en la Nueva España. Después de la guerra de independencia sus instalaciones pasaron a manos del ejército. El templo fue reabierto al culto en 1902. En 1993 el convento fue cedido completamente por el ejército al Instituto Nacional Antropología e Historia que realizó una bella y cuidadosa restauración durante 4 años. En 1998 se inauguró el monumental Centro Cultural Santo Domingo con museo de historia, hemeroteca y jardín etnobotánico. Regularmente los viernes el patio central sirve de marco para distintas manifestaciones escénicas de alta calidad.

El Zócalo

El Zócalo

Probablemente no haya plaza más colorida y animada en todo México. La alegre música se esparce por el aire y se mezcla con los olores de la comida. Los vendedores de globos, dulces y artesanías están por todas partes ofreciendo su mercancía. Tome un descanso vespertino saboreando un café o una cerveza bajo frondosos árboles viendo a la gente pasar. ¿Necesita que lustren sus zapatos?...

Etla, Coyotepec, Atzompa, Arrazola, Teotitlán del Valle, Tlacolula y Ocotlán

Atracciones en Oaxaca

Existen pueblos muy cercanos a la Ciudad de Oaxaca que se pueden visitar en un día y que sin duda forman parte de los lugares turísticos de Oaxaca. Son famosos por sus productos artesanales: Etla por el queso, Coyotepec por el barro negro, Atzompa por el barro verde, Arrazola por los alebrijes, Teotitlán por los tapetes, Tlacolula por el mezcal y Ocotlán por la cuchillería. Usted puede incluso visitar los talleres donde las familias las elaboran. La visita puede coincidir con un día de mercado donde por lo menos debe refrescarse con un tejate o una chilacayota.

Hierve el Agua

Atracciones en Oaxaca

A hora y media de Oaxaca se encuentran estos manantiales de agua mineral, que al correr del tiempo han formado impresionantes esculturas calcáreas parecidas a cascadas. Al contener altas concentraciones de carbonato, el agua burbujea y parece hervir, de ahí su nombre, pero su temperatura rara vez supera, y por muy poco, la del ambiente por lo que se puede nadar de manera segura en las pozas naturales. Además hay actividades como caminata de observación, camping y rapel.